Slide background

Tenemos inversores por toda España
interesados por tu negocio

¿Cómo obtener recursos para montar una empresa?

Recursos financieros

Todas las empresas necesitan recursos financieros, no solo cuando se pretende comprar una empresa o crearla desde cero, sino que suele ser una necesidad continúa para expandir el negocio o sobreponerse a épocas difíciles. Existen dos formas de obtener recursos financieros. Mediante financiación por deuda, más comúnmente llamados préstamos, generalmente de familiares, amigos o bancos; o a través de la financiación por recursos propios, vendiendo acciones en su empresa u ofreciendo a alguien participación en una sociedad. Además, no podemos olvidarnos de las Ayudas Públicas.

Ante estas posibilidades se presentan una serie de dudas que es conveniente analizar. ¿Es mejor solicitar un préstamo o buscar inversores? Esto es lo primero que debe plantearse. El principal beneficio de optar por un préstamo es que usted seguirá siendo el propietario de la totalidad de su negocio y el acreedor no habrá adquirido ningún tipo de derecho sobre las ganancias de su empresa. Lo único a lo que está obligado es a devolverle el préstamo más los intereses impuestos. Esta es precisamente la desventaja de optar por la financiación por deuda. Cada mes deberá hacer frente a un pago extra y es posible que se comprometa su responsabilidad personal,  perder propiedades o incluso tener que hacer frente a una demanda judicial si no cumple con los pagos.

Lo bueno de decidirse por un inversor es que no tendrá que hacer frente a los pagos mensuales y tampoco deberá devolver el dinero si su negocio no funciona bien. La desventaja es que supone una pérdida de control sobre la propia empresa y una menor proporción de ingresos por reparto de los dividendos ya que esta opción de financiación implica la venta de una parte de la empresa. Una buena idea sería recurrir a inversores cercanos: familiares y amigos, para no perder totalmente el control de la empresa.

En término generales, antes de lanzarse a buscar inversores o solicitar un préstamo, deberá analizar para qué necesita el dinero: resolver un problema de financiación temporal o un problema estructural. Si se trata de algo puntual es fácil solucionarlo con recurso a la deuda porque una vez solucionado el problema podrá hacerse frente a los posteriores pagos. Sin embargo, en cuestiones de fondo (costes demasiado altos, género en stock, muchas facturas por cobrar, etc.) no es aconsejable optar por la financiación si antes no se soluciona el problema.

Además, sería interesante conocer las ayudas públicas, no como una fuente básica de financiación sino como un incentivo económico, que en pocas ocasiones financiará el 100% del proyecto así que es posible que tenga que combinar las ayudas con otra opción de financiación. Las ayudas de los organismos públicos son muy variadas: subvenciones a la contratación de trabajadores, a la Investigación y Desarrollo (I+D), bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social, incentivos fiscales, fomento de la innovación, etc.

Vender empresa en Madrid, más fácil con un local bien ubicado

Madrid

Una de las claves para obtener más rentabilidad por la venta de tu empresa en Madrid es que dispongas de un local céntrico. Cuando un emprendedor se plantea comprar un negocio, va a tener en cuenta la ubicación. Por ello hay unas preguntas que tú como vendedor también deberás tener en cuenta: ¿Es mejor un local que haga esquina? ¿Céntrico o periférico? ¿En un bajo o en primeras plantas? ¿Aislado o en el medio de la competencia? Toma nota de estas claves y asegúrate de obtener el máximo precio en la venta de tu empresa.

Todas las ciudades tienes locales que parecen tocados por una mano negra empeñada en malograr cualquier iniciativa que se instale entre sus cuatro paredes, y está claro que Madrid no es una excepción. Pero este no es tu caso; ya tienes un modelo de éxito y acertaste con el local. Ahora que vas a vender tu empresa, toca sacarle partido.

Conoce la ubicación de tu negocio

Quién es tu cliente y dónde está: para vender tu empresa en Madrid es muy importante que sepas dónde está tu clientela, quién es y cuáles son sus hábitos de compra. Es cierto que tu local está ubicado entre un segmento de población que ya es cliente habitual pero tienes que conocer si existen otras ubicaciones tanto o más buenas que la tuya.

En función del tipo de negocio, la ubicación del local variará. Si se trata de una tienda de ropa de lujo, no basta con que tu local funcione más o menos bien, sino que deberá estar entre la milla de oro de Madrid, el barrio de Salamanca. Pero si lo que tienes es un negocio de ropa más barata, será más fácil vender la empresa si se encuentra en centros comerciales muy concurridos.

¿Qué accesibilidad tiene tu negocio para tu público objetivo?

Debes establecer la cantidad de gente o población que hay a una determinada distancia temporal.  Es necesario que sepas qué tipo de público tienes más cerca y cómo de accesible estás siendo para aquel colectivo que representa tu público objetivo. Quizás ya hubieras analizado esto antes de establecer tu negocio, pero las ciudades y sus barrios cambian constantemente. Lo que antes era una ubicación perfecta, puede que ya lo sea tanto o que incluso haya mejorado, provocando un incremento del precio que obtendrás por la venta de tu empresa.

Características del espacio

En este punto es conveniente que compruebes si tu local tiene buenos accesos y está bien comunicado. También es importante que revises las normativas legales y de seguridad. Es posible que antes las cumplieras pero la legislación cambia constantemente y tú debes tener tu local a punto para los potenciales compradores. Y no olvides valorar en detalle las reformas que necesitas hacer y la posibilidad de ampliar el espacio en el futuro.

Una vez hayas realizado todas estas investigaciones será mucho más fácil establecer el precio para la venta de tu empresa en Madrid. No olvides ofrecer esta información a la empresa que encargue de tasar tu negocio y ofrécela también a tus potenciales compradores. Nada más importante para la venta de una empresa que disponer de información útil y verdadera.

Comprar un negocio en funcionamiento: ventajas y desventajas

Negocio

Existen tres maneras básicas de iniciar un negocio: comenzar desde cero, si se dispone de una buena idea y de los recursos necesarios, adquirir una franquicia o comprar un negocio en marcha. Las opciones son varias, sin embargo, una buena opción en caso de no tener experiencia empresarial previa es la compra de un negocio ya existente. Como todo en la vida, esta forma de emprender plantea aspectos positivos y negativos. Veamos algunos de ellos.

Ventajas de emprender comprando un negocio en marcha

  • Ahorro. El principal beneficio es que todo el trabajo de generar la idea, investigar el mercado, estructurar el negocio, adquirir el local… ya se ha hecho. De este modo se ahorra en tiempo y en dinero porque te ahorras todas las fases de la primera etapa.
  • Centrarse en el negocio. Todas las decisiones iniciales vienen dadas, el nombre, el local, la decoración, los proveedores… así que puedes centrarte en el funcionamiento del negocio y conseguir rentabilizar la inversión desde el principio.
  • Base de clientes. Cuentas con una cartera de clientes que podría reportar ventas desde el primer momento de la compra del negocio. La gente ya conoce el lugar, su actividad y la forma de trabajar así que los gastos de promoción serán menores o incluso inexistentes.
  • Empleados. Al comprar un negocio es muy posible conseguir que las personas que ya están trabajando allí puedan quedarse y trabajar para ti. Aprovecha sus conocimientos porque te están evitando la tarea de capacitar a nuevas personas.
  • Evaluación fidedigna. Si el negocio está en funcionamiento, es mucho más fácil evaluar su viabilidad en el mercado al basarte en pruebas y no en proyecciones o supuestos futuros.

Desventajas de comprar un negocio en funcionamiento

  • Herencia. Del mismo modo que adquieres el negocio con sus clientes, trabajadores y proveedores, también heredas problemas pasados. Si el responsable anterior tenía deudas, créditos, problemas en el día a día, deberás hacerte cargo y solucionarlo para seguir delante de forma saneada.
  • Inversión inicial alta. Comprar un negocio en funcionamiento puede ser más caro que empezar de cero porque se está invirtiendo en las ventajas (ahorro de tiempo, clientes, local, etc.), de modo que necesitarás más tiempo para empezar a ser rentable.
  • Arduas negociaciones. Muchos vendedores ponen un valor astronómico por su negocio, sobreestimando su valor debido a previsiones futuras o expectativas y no por su verdadera capacidad de generar ingresos.  Las negociaciones para comprar el negocio puede alargarse mucho en el tiempo.
  • Difícil cambiar la percepción. Si el negocio ha tenido un historial decepcionante para los clientes, es muy difícil hacerles ver que las cosas cambiarán bajo su dirección. Requerirá mucho esfuerzo personas y también inversión en publicidad.

Reempresa te ayuda a vender tu empresa en Barcelona

Barcelona

Vender una empresa siempre va acompañada de emociones. Es normal, ha formado parte de tu vida durante mucho tiempo y ahora es el momento de cederla a otra persona. Por eso es muy importante una buena preparación y un buen apoyo durante el proceso de la venta de tu empresa.

Desde hace un par de años, vender una empresa en Barcelona es más fácil gracias al programa Reempresa. Si tienes un negocio económicamente viable, te plateas un cambio profesional o estás a punto de jubilarte, a través del programa Reempresa podrás vender tu empresa en Barcelona. Se trata de un servicio que te asesorará personalmente y te pondrá en contacto con emprendedores dispuestos a hacerse con el mando de una empresa ya existe.

A través del Centro de Reempresa de Cataluña, establecido en Barcelona Activa, estos dos colectivos encuentran, de forma totalmente gratuita, toda la información, la formación y el asesoramiento para hacer posible la venta de la empresa y garantizar la conservación del patrimonio empresarial. Este servicio de venta de empresas de Barcelona ayuda a validar la viabilidad de la empresa, asesora individualmente al empresario que va a ceder su negocio y facilita la negociación del traspaso.

El objetivo es dedicar un esfuerzo para mantener empresas solventes de forma que puedan seguir funcionando y no tengan que cerrar por falta de compradores o desconocimiento del proceso de venta. Desde que se puso en marcha este programa, se ha asegurado en Barcelona la venta de 76 empresas y la continuidad de 212 puestos de trabajo. Además, la inversión realizada ha sido de 4,9 millones de euros, hecho que ha contribuido a mejorar la actividad económica de la ciudad. Durante estos dos años, hasta 299 empresarios se han dado de alta en el servicio de venta de empresa en Barcelona, multiplicando por cuatro los números que se preveían al principio.

En cuanto al sector de las empresas cedidas, el 40€ pertenecen al sector servicios, el 30% al comercio, el 28% a la restauración y un 1% respectivamente a la industria y a la construcción. De media, estas 76 empresas facturan unos 270.000€ anuales.

La Reempresa se ha consolidado como un nuevo modelo de emprender, un mecanismo por el cual un nuevo emprendedor coge el mando en la gestión de un negocio ya existente; una empresa que compra en su totalidad para continuar la actividad, de manera que con esta acción salvaguarda el patrimonio empresarial individual y colectivo.

Consejos para vender tu negocio

Venta negocio

En muchas ocasiones los pequeños negocios cierran cuando el empresario se jubila, porque nadie cercano puede hacerse cargo o los que existen no están interesados en su continuidad. Ante esta situación, optar por la venta del negocio puede ser una forma de continuar con la actividad y, por supuesto, de conseguir rentabilidad.

Vender un negocio puede parecer muy sencillo. Sin embargo, es un proceso complejo que involucra no solo establecer el precio y encontrar un comprador, sino también gestionar los aspectos financieros y legales. Estas son unas recomendaciones que te pueden ayudar.

No vendes solo el establecimiento

A la hora de vender tu negocio debes tener en cuenta que se trata de un servicio hecho a personas y por una persona concreta. No es solo el establecimiento, sino que también vendes el servicio que tú prestas, la atención que ofreces, tu forma de ser, de tratar a los clientes.

Tienes una clientela, un nombre y un establecimiento que es conocido entre tus clientes. Tu comprador ya tiene eso ganado y tendrá una indiscutible ventaja frente a otros negocios similares que empiezan de cero. Esto es lo que puedes vender.

¿La venta del negocio interesa a tus empleados?

Suele ser interesante vender el negocio a empleados, si existen, puesto que ya son conocidos por los clientes, conocen la actividad y la valoran. Nadie más interesante para ponerse al frente de un negocio que una persona que ya estaba involucrada previamente.

Decide qué incluirás en la venta del negocio

Tu negocio cuenta con tangibles como el espacio del edificio o el inventario de los productos, e intangibles como el nombre, la propiedad intelectual y el valor que tiene la marca. Debes determinar cuáles de estos aspectos se incluirán en la venta.

Estima un precio de venta para tu negocio

Lo más recomendable es contratar a un tasador y así te asegurarás de conseguir el mejor precio posible. Un experto podrá utilizar variantes como la historia financiera del negocio y el crecimiento esperado para determinar un precio de mercado justo.

Busca compradores

De nuevo, la opción más adecuada para una óptima venta de tu establecimiento será contratar corredor de negocios porque consiguen un mejor acceso al mercado y te pueden ayudar en las negociaciones posteriores. Sin embargo, siempre puedes optar por insertar anuncios en los clasificados de negocios o/y hacer contactos con otros negocios.

Determina los términos de la venta

Una vez que consigas un comprador para tu negocio, tendrás que negociar aspectos como la fecha en que se hará efectivo el traspaso, los términos de financiamiento y la capacitación o ayuda que ofrecerás al nuevo dueño. Esto último es muy importante ya que esta persona está comprando tu negocio porque ya es exitoso y tiene un sistema de trabajo adecuado que deberá aprender antes de que tú te desvincules del negocio.

Recomendaciones para comprar una empresa

Compro empresa

Si eres de esos valientes que optan por emprender, una buena manera de empezar es comprar una empresa que ya esté en funcionamiento. Estos son algunos consejos que podrán serte útiles a la hora de comprar.

1. Piensa racionalmente si comprar una empresa es lo mejor para ti

Es fundamental que sepas que llevar un negocio implica asumir muchísimas responsabilidades y debes asegurarte de que realmente te ves capaz de dedicarle tanto  trabajo.

2. ¿Tienes los conocimientos adecuados para gestionarla?

Un vez que compres tu negocio, necesitarás unos conocimientos muy específicos. Lo ideal es invertir en un sector en el que tengas experiencia profesional. De no ser así, fórmate antes de iniciar la operación.

3. Prepara muy bien tu proyecto

Un diagnóstico patrimonial y personal constituye un paso previo indispensable. Antes de plantearte comprar un traspaso, deberías asegurarte de que conoces lo suficiente la actividad y el sector de la compañía.

4. Estudia las debilidades y fortalezas

Un buen estudio requiere disponer de datos objetivos históricos por parte del vendedor (cuantos más recientes, mejor). Necesitarás toda la información de la empresa: estados financieros, contratos, nómina, etc. Es indispensable revisar todos los aspectos relevantes del negocio y pedir datos financieros fiables y contrastados.

5. Buscar el motivo por el que se vende el negocio

Es evidente que no es lo mismo que se venda por jubilación que si las cosas van mal. Antes de lanzarte a comprar una empresa tendrás que controlar todos los datos financieros te puede ayudar a valorarlo, pero aun así es posible que haya algún otro factor y es mejor que busques otras fuentes de información aparte del vendedor para asegurarte. Puedes preguntar a los clientes qué opinan de la empresa o incluso contratar un informe financiero sobre la compañía.

6. Analiza la rentabilidad que obtendrás con la compra de la empresa

Puedes encontrar el caso de que el negocio tenga una alta rentabilidad. En este caso la inversión es muy interesante pero también debes saber que el vendedor te pedirá un precio de compra muy alto. También puedes encontrarte el caso de un negocio que tenga una rentabilidad baja o incluso pérdidas pero que te interese porque has identificado oportunidades de mejora.

7. ¿La empresa puede funcionar sin dueño?

Existen muchas compañías donde el responsable es omnipresente hasta tal punto que no puede sobrevivir sin él. Si quieres tener algo de vida personal comprueba cómo está organizada antes de comprar la compañía y prepara un plan de reorganización para que las personas sean capaces de trabajar de forma autónoma.

8. Déjate asesorar por un profesional

Antes de comprar una empresa, no olvides contactar con compañías especializadas. Si les llevas toda la información que ya has recopilado, les será mucho más fácil aconsejarte sobre los riesgos que vas a afrontar y el precio de inicio a partir del cual se iniciarán las negociaciones.

¿Cómo optimizar la venta de tu empresa?

Hay muchos motivos que te lleven a vender tu empresa (jubilación, otros negocios más prioritarios, falta de rentabilidad, falta de tiempo), pero esos consejos valen en todas las situaciones. Si has pensado en vender tu empresa, estos consejos pueden serte útiles.

1. Prepara la venta:

Lo primero de todo es hacer una reflexión sobre las motivaciones y objetivos de la operación. No puede existir ninguna opacidad sobre los motivos, cualquier duda o imprecisión podría disuadir a los futuros inversores.

2. No vendas personalmente:

Es imposible mantener la confidencialidad si tú mismo te encargas de la venta de la empresa. Lo ideal es que un intermediario represente tus intereses y, además, se encargue de filtrar a los compradores y averiguar si son fiables personal y financieramente.

3. Confía en tu representante

No ocultes la información relevante. Tanto la empresa que te represente como el comprador deben conocer todos los detalles: las debilidades, fuerzas, oportunidades y riesgos de tu empresa. Los contras que pueda tener tu negocio es mejor comentarlos y explicarlos desde el principio para evitar problemas judiciales en el futuro.

4. No desveles tus intenciones

Deberás mantener en secreto la venta de tu empresa. Así evitarás que tus empleados, proveedores y clientes se preocupen y mantendrás la imagen de fortaleza que necesitan todos los negocios.

5. Consultar con la persona de confianza

Tu segundo de a bordo dentro dentro de la empresa debe conocer la operación. Deberás involucarlo y convencerlo del interés de la venta de la empresa ya que él será el encargado de ayudar a los nuevos dueños.

6. Piensa en la sucesión familiar

Si tu empresa ha pertenecido durante varias generaciones a la familia es lógico que quieras legal el negocio a tus hijos, pero debes preguntarte si ellos están capacitados para continuar de una forma efectiva.

7. Más precio no implica más beneficios

Olvídate de vender tu empresa a un precio elevadísimo. Está muy bien que tengas un precio alto para negociar pero debes ponerte en la piel de los inversores, ¿realmente comprarías por un valor tan alto?

Y ten en cuenta que cuanto más dinero pidas, más exigente se pondrá el comprador y más probable será que haya clausulas condicionadas a eventos futuros. Si quieres olvidarse definitivamente y quedarte tranquilo, puede ser aconsejable ser menos exigente sobre el precio.

8. Muy atento a lo que firmas

Puede resultar obvio pero nunca está de más recordarlo. En todas las etapas de la venta de tu empresa, nunca firmes nada sin el consejo de un asesor. Así no comprometerás tu responsabilidad civil y evitarás el riesgo de perder varios meses en juicios inútiles.

9. Prepara la transición

Tras la venta de la empresa, normalmente deberás permanecer en la empresa un tiempo como periodo de transición. Esto generará tranquilidad entre los empleados, a los directivos, a los clientes y a los proveedores.

Negocia tu remuneración durante este tiempo, después ya será tarde.

10. Tu nueva vida empieza

Antes de vender tu empresa, prepara tu reconversión. La separación puede ser delicada si no estás preparado, y más en el caso de jubilarse y dejar ser empresario.

  • Negocio

    Comprar un negocio en funcionamiento: ventajas y desventajas

    por en 26 Marzo, 2015 - 2 Comentarios

    Existen tres maneras básicas de iniciar un negocio: comenzar desde cero, si se dispone de una buena idea y de los recursos necesarios, adquirir una franquicia o comprar un negocio en marcha. Las opciones son varias, sin embargo, una buena opción en caso de no tener experiencia empresarial previa es la compra de un negocio […]

  • comprar-empresa

    Comprar empresa sin dinero es posible

    por en 25 Mayo, 2015 - 0 Comentarios

    Muchos empresarios optan por comprar un negocio en funcionamiento. Adquirir una empresa que ya está operativa traerá muchos beneficios, pues ya cuentan con un producto o servicio posicionado en el mercado y personal suficientemente capacitado que conoce la empresa. En estos casos el precio puede ser un inconveniente. Sin embargo, es posible comprar un negocio […]

  • Compra de empresas en funcionamiento

    por en 18 Enero, 2017 - 1 Comentarios

    ¿Estás pensando en la compra de una empresa? Es probable que te preguntes las ventajas de comprar un negocio en funcionamiento, con una infraestructura para comenzar a operar en cuanto la adquieras. Y ésta es la ventaja principal de adquirir una empresa que ya funciona: poder facturar desde el primer momento.

  • comprar una empresa

    ¿Crear una empresa o comprar una empresa?

    por en 12 Mayo, 2015 - 0 Comentarios

    Muchas personas que deseen emprender se preguntarán cuál es la mejor opción, crear una empresa desde cero o comprar una empresa en funcionamiento. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas pero, si ya tienes una idea y has calculado la inversión que necesitas, te aconsejamos que compres una empresa que ya tenga una trayectoria. Los […]

  • ¿Es legal el despido por jubilación? Depende

    por en 27 Abril, 2016 - 1 Comentarios

    En caso de jubilación, ¿Qué pasa con los trabajadores? Somos una población envejecida y es por ello que una de cada tres empresas en venta se jubilan. Y lo primero que uno se pregunta es si, llegado tal momento, sus trabajadores podrán seguir o no.  La respuesta depende del caso pero si la actividad empresarial […]